sábado, 30 de junio de 2018

"L'adieu": con doblete de Mbappé, Francia goleó a la Argentina y avanza a cuartos de final

Foto: Infobae.com

Messi mira, mira y mira hacia todas partes y hacia ningún lado. Mascherano camina y aplaude a esa marea celeste y blanca que fue local aquí, en Kazán, en este rincón tan lejano. Ellos y sus compañeros no aceptan que se deben ir de la cancha. Muchos saben que ya no volverán a un Mundial. Que fue la última vez. Messi y Mascherano ahora marchan hacia el vestuario, liderando al grupo. Nada más queda. Es el final. Se acabó la aventura rusa para la Selección y para una generación de futbolistas que merecía mucho más por lo regalado antes que por lo expuesto ahora.

Francia le pegó una paliza conceptual que no fue más amplia en el resultado porque este juego fantástico siempre se guarda alguna sorpresa. A fuerza de corazón, de milagros y de guiños del azar, la dignidad quedó a salvo. Sin embargo, a la reflexión no se la debe matar. Si hubo una Selección atada con alambre fue porque padeció el abandono de los dirigentes durante casi tres años, cambiando tres entrenadores e impidiendo un normal desarrollo de ciclo, con la renovación que se imponía y que ni siquiera se pudo iniciar.

Hubo un ángel que protegió a esta Selección para que el epílogo no fuese peor. No hay otra explicación para entender por qué Argentina estuvo unos minutos en partido y hasta ganando. Sí, un Ángel pensó y direccionó a ese misil de quien hasta ahí tal vez era el peor de la cancha, Di María, libre en la zona media y a unos treinta metros del arco. Se trataba de otro guiño del destino para esta Selección. Como si hubiese un complot aquí en Rusia para sostener esta aventura celeste y blanca desbordada de sensaciones que anulan a cualquier descripción que pretenda ser precisa. Es esta Selección que no se comprendía. Que se vivía. Que se sentía.

Era un martirio el partido para la Selección porque así como apareció ese fenomenal impacto de Fideo sobre el cierre del primer tiempo para plantear un desarrollo nuevo, también había existido un flash de entrada que marcaría el desarrollo hasta ese perla de Fideo. Había sido el puñal de Francia, madrugador, brutal.

No pudo controlar Banega en un intento de ataque cerca y Pogba lanzó casi desde la medialuna gala. Mbappe, una flecha, arrasó a Rojo, quien desesperado lo volteó aunque el pibe-promesa del PSG se había abierto bastante. Lo que le había negado el travesaño en un tiro libre a Griezmann se lo concedió con ese penal. Era el escenario ideal para que Francia esperara y saliera rápido de contra. Eso que tanto temía Argentina.

A los 8 minutos, Antoine Griezmann tuvo un tiro libre peligroso a favor de Francia (foto: Infobae.com)

Pogba se hacía un festival con sus envíos largos para Mbappe y compañía. Eran una daga para la defensa argentina, que, por la obligación de buscar, defendía como menos le convenía, con muchos espacios. Fue casi media hora de padecimiento extremo. Banega no encontraba el modo de prosperar. El falso 9 ejecutado por Messi, con Pavón por la derecha y con Di María por la izquierda, alcanzaba para rodear a Francia, pero no para profundizar. Y en ese encierro además quedaba la duda hasta dónde lo forzaba Argentina o hasta dónde el equipo de Deschamps se abroquelaba para luego despegar de contraataque

¿Era necesario un centrodelantero en ese contexto? ¿Cuánto habría aportado si la pelota no le llegaba? Sólo una vez había pisado el área francesa con peligro Argentina: Pavón habilitó a Mercado y su centro cruzó el área luego de rozar la mano de Umtiti. Después, el de Boca, tras recibir de Messi, desbordó y metió un centro que no arribó a destino. Y punto. O no. Y Di María. Ese ángel caprichoso, enamorado de la Selección.

Y de nuevo Di María, para el desborde y la falta; para un centro que parece un desperdicio pero que recupera Messi y trata de transformar en tiro al arco. En el camino de nuevo el ángel, para hacer el movimiento justo intentando mover el pie izquierdo de Mercado, el menos hábil del defensor: desvío y gol.

Golazo de Di María para poner el 1-1 parcial antes del descanso (foto: Infobae.com)

¿Qué más podía pretender Argentina de su ángel protector que un gol en el cierre del primer tiempo y en el arranque del segundo para encarrilar una historia absolutamente adversa? Nada. Después, era cuestión de no desperdiciar el tesoro.

El problema fue que Francia, ahí jugada, cambió la astucia por la ambición y atacó con convicción asesina. Ahí a la Selección se le vinieron encima todas las debilidades futbolísticas del medio hacia atrás: un mediocampo lento (¡qué envidia provocó Pogba!) y una defensa con dudas que a todos se les fueron contagiando. El ángel, exhausto, también se había entregado.

Pavard, olvidado por Di María en el retroceso, apareció sólo por la derecha para cerrar un ataque nacido en la otra banda con una bomba a un ángulo. Después, Pavón no siguió a Lucas Hernández y ese centro terminó con Mbappe penetrando y definiendo ante una frágil resistencia de Armani. Y ahí nomás, de nuevo Mbappe redondeó una jugada nacida en su arquero y acompañada por los jugadores argentinos con movimientos que parecían en cámara lenta.

Sampaoli, que había puesto en el entretiempo a Fazio por Rojo y luego del tercero a Agüero por Enzo Pérez, mandó también adentro a Meza por Pavón. Era lo mismo. Messi, que muy bien escalonado por Francia no había logrado trascender antes, menos lo hizo desde ahí hasta el final.

Esta Selección, excepto Messi, nunca apostó a las razones, a los argumentos. Estableció complicidad con los milagros. Como pudo, vivió. Sintió. Y no se entregó: Leo, en su acción más lúcida, le sirvió el tercero al Kun en el minuto 93 y Di María casi logra el empate. Casi… El ángel ya estaba exhausto...


lunes, 7 de mayo de 2018

A cuatro años del Ramirazo


- Corría la décima fecha del torneo 2014, y los dirigidos por Ramón Díaz, iban a la Boca en busca de una victoria, para mantenerse a tiro en el torneo, que también le servía para cortar con una racha negativa, de más diez años sin poder ganar en el estadio Alberto J Armando. Para empeorar el panorama, no podían ingresar los hinchas visitantes, con esta situación, el Departamento de Marketing de River Plate tuvo la idea de hacer un vídeo motivacional, para que los jugadores vieran en la previa del partido contra el eterno rival, de la falta de su hinchada y de la ambición de hacer historia, trató el vídeo y con el lema “Once contra todos... y serán leyenda" logró conmover a los jugadores, que luego obtendrían aquel triunfo tan ansiado.

River iría con su equipo ideal, a excepción de Leonel Vangioni, que no podía disputar aquel encuentro, ya que había sido expulsado directamente, frente a All Boys y fue sancionado con dos fechas de suspensión. El pelado, debía apostar por un juvenil mirado de reojo, Ramiro Funes Mori, el cual jugaba de segundo marcador central, pero esta vez le tocaba en otra posición, de titular y nada más que en la Bombonera Con un primer tiempo opaco, los equipos se iban al entretiempo con el marcador en cero. Ya en el segundo tiempo, en el minuto 12, con asistencia del colombiano Teófilo Gutiérrez, Manuel Lanzini logra marcar, poniendo en ventaja a River, algo que no duraría mucho ya qué a los 22 minutos, Riquelme lograría la paridad tras un gran tiro libre, que fue cedido por Gabriel Mercado.

Cuando el partido, parecía que terminaría empatado, faltando cuatro minutos para finalizar el partido, Lanzini consigue un córner; el “10" lanzó un centro perfecto, a la cabeza del mellizo, que atento a la jugada salto más alto que ningún otro, superando así la marca de Forlin y las manos de Orión, Ramiro encontró la pelota, y de un cabezazo impresionante la mando adentro, poniendo en ventaja al equipo millonario, no solo eso, sino que también logró dejar a todo el estadio en absoluto silencio. Con ese gol, Funes Mori comenzaría a cambiar la historia, y pasaría de ser suplente a ser un indiscutido, que se ganó el cariño del hincha millonario.

 Meses después, River se consagraría campeón, dando inicio a un ciclo ganador, que logró hacerse de dicho torneo de la mano de Ramón Díaz y luego ya en la conducción de Marcelo Gallardo, obtendría: Sudamericana ’14, Libertadores ’15, Suruga Bank, dos Recopas, dos Copa Argentina y por último la Supercopa, ante Boca. También es sus haberes tiene una final de Mundial de Clubes y como olvidarse de las dos veces en seis meses.


Informe escrito por Camila Bogao
Cuenta de Twitter: @ChinaBogao

martes, 1 de mayo de 2018

La verdadera historia de las Copas Rioplatenses (investigación especial)


- Las Copas Rioplatenses fueron competiciones internacionales oficiales organizadas entre AFA y AUF (Asociaciones de fútbol profesional de Argentina y Uruguay respectivamente), con constancia en sus registros oficiales. Estos torneos fueron previos a que la Confederación Sudamericana de Fútbol organizara competencias internacionales entre clubes, por lo que no integran la nómina de las organizadas por dicha confederación (justamente, porque no las organizó). No obstante, en su libro del 50º aniversario de la Copa Libertadores de América, la Conmebol los cita, entre otros antecedentes, como los primeros enfrentamientos entre clubes de distintos países en Sudamérica, siendo así las primeras copas de clubes a nivel oficial en el continente. Según la definición de FIFA, se trata de competencias internacionales puesto que define "partido internacional" como "partido entre dos equipos pertenecientes a asociaciones distintas (dos clubes, un club y un equipo representativo o dos equipos representativos)", y son de carácter oficial debido a su naturaleza de haber sido organizadas por dos federaciones profesionales.

Reglamento oficial de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado)

Validez oficial de los certámenes organizados por AFA y AUF

Memoria y balance general del año 1942 de la AFA (Asociación del Fútbol Argentino)

- La Cup Tie Competition fue la primera de estas competencias, jugada entre 1900 y 1919; enfrentaba a los campeones de las Copas de Competencia de Argentina y Uruguay.

- La Copa de Honor Cousenier, jugada casi simultáneamente a la anterior, entre 1905 y 1920, enfrentaba a su vez a los campeones de la Copa de Honor de cada asociación.

- La Copa Dr. Ricardo Aldao fue la primer Copa Rioplatense profesional y se jugó entre 1916 y 1957, enfrentando a los campeones de la máxima categoría de cada país, razón por la cual se le puede considerar la competencia de mayor prestigio entre las Copas Rioplatenses, siendo el Club Atlético River Plate el máximo ganador de la misma.

- La Copa Confraternidad Escobar-Gerona, jugada entre 1941 y 1946, enfrentaba a los sub-campeones de la Primera División de cada federación, por la que fue la menos prestigiosa de todas

- También se organizó, en el año 1923, la denominada Copa Campeonato del Río de la Plata, una competición de formato similar a la Copa Aldao, pero con la participación de los campeones de las asociaciones disidentes.

Crítica al desconocimiento de las Copas Rioplatenses

Leer escritos que afirman las sentencias "las copas rioplatenses son de leche y están oxidadas", "no las reconoce la FIFA ni la Conmebol", "es como si Colombia y Ecuador jueguen por la Copa Cafetera”, son propias de unos coeficientes diminutos para exponer una réplica.

Menospreciar las Copas Rioplatenses (1900-1955) es sinónimo de ser anti-fútbol, siendo que éstas cumplieron un papel importante en la historia rica del fútbol argentino y sudamericano; copas que se engendraron antes de la invención de la FIFA (1904) y de la fundación de la Conmebol (1916); tanto que, la primera asociación en América es Argentina (1893), y la tercera Uruguay (1901). En el año de la fundación de la asociación yorugua, los países mencionados disputan el primer partido internacional a nivel Selección en toda América, ya que ambos (Argentina y Uruguay) conforman potencias futbolísticas en el continente y terminan dominando el fútbol mundial durante muchos años. 

Por culpa de periodistas de poca envergadura o gente mitómana se alimentan los ignorantes. El error más frecuente es analizar las Copas Rioplatenses como si se jugasen ahora, es decir, no poner en contexto dichas competencias. Las piensan como si de repente Argentina y Uruguay, hoy, armen una copa entre sus campeones. También existen los analfabetos de lo internacional, quienes asumen que decir "Conmebol" es sinónimo de "internacional"; cuando tal ente, recién en 1959 y por medio de FIFA, adquiere el poder de organizar torneos para clubes en el continente más poderoso del fútbol (América). Cuando Conmebol organiza la Libertadores, América ya tenía más historia internacional de clubes que la misma confederación.

Evidentemente medios lacayos del riachuelo, pretenden reducir la rica historia del fútbol argentino y sudamericano a la década del 2000, sobrevaluando logros actuales y ocultando conquistas pasadas; que en el contexto histórico en el que se jugaron, tenían tanta o mayor relevancia que varias competiciones actuales.

Extracto de la página oficial de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado)

La "FA" como ente regulador en los inicios del amateurismo

Si las Copas Rioplatenses se empezaron a disputar en 1900; si la FIFA se crea en 1904 y Argentina se hace miembro en 1912; si la CSF (Conmebol) se crea en 1916, pero recién en 1960 toma control del fútbol sudamericano; y si el primer torno internacional en Sudamérica se juega en 1891 en los barrios de Barracas y Flores, entre equipos de Inglaterra, Escocia e Irlanda... ¿Quién avala las competencias del Río de la Plata que se llegaron a jugar hasta 1911? ¿Quién avala la primera copa internacional que se llevó a cabo en 1891?

Hay un organismo llamado FA de Inglaterra (1863): es la asociación más antigua y la más importante hasta principios del siglo XX. Varias federaciones extranjeras eran miembros de ese ente, incluidas asociaciones de Sudamérica. La Fa era la encargada de formular las reglas y estatutos del fútbol mundial. Hoy, también cumple un papel importante en la International Football Association Board. Es decir que, hasta 1911 (inclusive), antes de la FIFA, el organismo oficial para regir el fútbol sudamericano fue la FA.





Estadística de la Copa Ricardo Aldao

El primer esbozo de la Copa Aldao fue en 1913 cuando Estudiantes venció en la final a River de Uruguay por 4 a 1. Sin embargo, Estudiantes no era el campeón oficial, sino el de la liga disidente; recién en 1916, año en que se funda la Conmebol, y la federación argentina se reúne nuevamente en una sola asociación, se reanuda la disputa de la copa. A partir de ahí se la reglamenta. Se disputaría a un partido invirtiendo la condición de local año a año (un año sería local el campeón uruguayo y al siguiente el argentino), y en caso de empate se jugaría un nuevo partido en el otro país. Racing y Nacional de Uruguay se llevarían las primeras ediciones disputando las finales entre ellos. En 1919 se registra la primera participación de bosta (recordamos que se consagra campeón amateur cuando 13 de los 16 equipos son desafiliados de la federación argentina), que cae derrotado en Uruguay ante Nacional por 3-0. En 1920 vuelve a participar y vuelve a caer, esta vez como local, por 2-1. Boca se convierte así en el PRIMER EQUIPO DEL CONTINENTE EN PERDER DOS FINALES INTERNACIONALES CONSECUTIVAS. 

La competencia, luego de aquellos primeros años, dejó de disputarse porque la federación argentina se dividió y la uruguaya tampoco gozaba de "buena salud". Hubo nuevas ediciones en 1927 y 1928, ganadas por San Lorenzo y Peñarol. Con la llegada del Profesionalismo, la copa se reanuda con todo su esplendor en 1937. El representante argentino fue River Plate. El Millonario, como campeón argentino de 1936, fue al Centenario, donde Uruguay en 1928 había vencido a Argentina en la final de los JJOO y en 1930 hizo lo propio en el Mundial. En 1936, River vapuleó a Peñarol por 5 a 1. En 1937, vuelve a participar y derrota a Nacional 5 a 2 en cancha de San Lorenzo, convirtiéndose así en el PRIMER EQUIPO ARGENTINO EN LOGRAR UN BI-CAMPEONATO INTERNACIONAL EN EL PROFESIONALISMO (Racing Club, el primero en el Amateurismo, sin contar equipos desaparecidos: Copa Aldao 1917 y 1918).

Diario El Mundo correspondiente al 16 de enero de 1937

Artículo correspondiente al 16 de enero de 1937

Tras el bicampeonato de Independiente ('38-'39), en 1940 vuelve Boca a ser partícipe de la Copa Aldao. Luego de ir empatando 2 a 2 con Nacional, los jugadores de bosta abandonan el campo en "desacuerdo con fallos arbitrales" (hipocresía en estado máximo), y por ende se le otorga la copa como ganada a Nacional (según el reglamento). El team del Riachuelo pasa a ser, entonces, el primer equipo en perder una final internacional por abandono.

La importancia que iba asumiendo la competición fue tal que, en 1941, se decide la disputa de la misma en partidos de ida y vuelta. Nuevamente (como de costumbre), el representante argentino fue River Plate. El Millo goleó por 6 a 1 a Nacional de Montevideo en Buenos Aires y empató 1 a 1 en el Centenario, por lo que se adjudicó su tercera Copa Aldao. En la siguiente edición, River vuelve a ser el elegido local, y por primera vez cae derrotado ante Nacional de Montevideo. No obstante, en 1945, gana otra vez la copa derrotando a Peñarol 2 a 1 en el Centenario y 3 a 2 en Buenos Aires. En 1947, El Más Grande alcanza la quinta corona derrotando a Nacional por 4 a 3 en el Centenario y 3 a 1 en Buenos Aires. La Banda se convierte en el primer equipo argentino en alcanzar cinco copas internacionales.


Artículo correspondiente al 11 de diciembre de 1942

Artículo correspondiente al 11 de diciembre de 1942

Artículo correspondiente a noviembre de 1947

La copa luego se dejó de jugar, ya que los equipos se negaron a disputarla (no concordaba con sus respectivos calendarios). Hubo un nuevo intento en 1959 donde se enfrentaron los campeones de 1957: River Plate y Nacional. el elenco argentino volvió a ganar, como visitante, por 2 a 1; pero nunca se disputó el partido de vuelta. Por reglamento, LA EDICIÓN DE 1957 LE CORRESPONDE A RIVER PLATE, según la siguiente disposición: - "Si uno de los dos equipos no se presenta a jugar el partido de vuelta, el resultado final será el determinado en el partido de ida". A Dios gracias, para los primos, que en aquellos tiempos no existiesen medios masivos de comunicación que magnificaran sus patéticos papelones en incursiones a nivel internacional. Por si fuera poco, también se dieron el "lujo" de perder su primera final de Copa Libertadores de América ante el Santos de Brasil (1963) habiendo mantenido la ventaja en el marcador durante casi todo el encuentro. ¿Quién es el verdadero "gallina"?


El Club Atlético Peñarol fue 4 (cuatro) veces seguidas campeón local, Nacional 5 (cinco), en los años que se disputaba la Copa Ricardo Aldao; pero, ambos perdieron siempre vs. River salvo en 1 (una) final ganada por Nacional de las 7 (siete) que disputó La Banda Roja ante el conjunto "yorugua". Cabe destacar que, en esa época, estos equipos también ganaban Copa Competencia, Torneo de Honor, y demás títulos nacionales; es decir, eran considerados equipos fuertes del continente, habiéndoles ganado también finales de Copa Aldao a Boca Juniors. Ni hablar de los jugadores que conformaban sus planteles, varios campeones del mundo inclusive. Peñarol fue el 1er campeón de la Copa Libertadores de América tiempo después.




Artículo correspondiente a diciembre de 1947


La pieza que faltaba, la última edición de la Copa Ricardo Aldao (1957)

Muchos registrábamos la existencia del reglamento y contabilizábamos la Copa Ricardo Aldao de 1957, pero no teníamos pruebas fehacientes por escrito para plasmar esto. Los estatutos nunca mienten, por suerte. El reglamento se cambió en 1941, a raíz del escándalo en la final que Boca Juniors abandona ante Nacional el año anterior, y se pasó del esquema con un solo partido donde se alternaba la localía a jugar ida y vuelta. En el Balance y Memoria de 1941 se puede consultar, en la página 46 (http://biblioteca.afa.org.ar/libros/libro_18/#52)artículo segundo, que indica que obtendrá la copa el equipo que obtenga mayor cantidad de puntos. En caso de igualdad de puntos, ambos equipos serán declarados campeones, quedando la copa en propiedad del que tenga mejor diferencia de gol. Por lo tanto, River en la copa Aldao de 1957, jugada en 1959, ya se había garantizado ser campeón; lo que faltaba definir fue si era campeón en soledad o compartido con Nacional. Por este argumento del campeón compartido es que Boca tiene la Copa Escobar-Gerona de 1945, donde ganó un partido y perdió el otro con NacionalAún sin batallar en el partido de vuelta, River Plate obtuvo por reglamento la Copa Aldao 1957 disputada en el año 1959: Nacional se negó a jugar el segundo match y esto le permitió a nuestro club alzarse con su séptimo trofeo internacional hasta el momento (1 Tie Cup + 6 Copa Aldao), tras haber consumado una victoria por 2 a 1 en el primer partido.


Crónica y comentario del Club Atlético Peñarol 1891-1961

Medallas al equipo de Club Atlético Peñarol campeón de 1928

Auténtica oficialidad de las Copas Rioplatenses

Además de todo lo anteriormente expuesto en este informe, he aquí imágenes que muestran concreto el aval de FIFA y demás organismos correspondientes para con las competiciones del Río de La Plata.


Estatuto oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Estatuto oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Estatuto oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Estatuto oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Estatuto oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Reglamento oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

Reglamento oficial de la Confederación Sudamericana de Fútbol

El rol de la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol)

La CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol) se funda en el año 1916 a partir de la convergencia de las asociaciones de Argentina, Uruguay, Brasil y Chile. Su objetivo fue regular la primera competición internacional sudamericana entre las selecciones nacionales de los cuatro socios fundadores: la Copa América. La misma se jugó por primera vez en 1916 en Argentina y tuvo como ganador a Uruguay. Era muy complicado organizar una competición continental de clubes, tal es así que la Conmebol demoraría más de 40 años en crear las condiciones necesarias para la disputa de la Copa Libertadores de América. De aquellos cuatro socios fundadores de la Conmebol, dos ostentaban una hegemonía superlativa sobre el resto: Argentina y Uruguay. De las primeras 20 Copa América (hasta 1947), Argentina y Uruguay habían ganado un total de 17 entre ambos. La confederación brasileña recién comenzaba a tomar forma ya que había sido fundada en 1914, casi 20 años después de la argentina y 15 años más tarde que la uruguaya. Analicemos el contexto histórico. Las dos asociaciones hegemónicas se ponen de común acuerdo para definir al equipo campeón del continente. Perfectamente entendible. Las otras asociaciones lejos estaban de organizarse en ligas siquiera amateurs. A uno y otro lado del Río de La Plata, habitaban los equipos más prestigiosos del continente, y los campeones de ambos paises definirían al mejor de América.

Las Copas Rioplatenses siempre fueron avaladas por AFA, AUF y FIFA. Siempre fueron OFICIALES si dichos organismos así las declaraban. Como tantas otras competiciones, dejaron de jugarse de manera oficial y pasaron a ser amistosas, tal es el caso de la Copa Aldao de 2014 entre San Lorenzo y Danubio (por ejemplo). El hecho de que Conmebol no incluyese en su palmarés a las Copas Rioplatenses dio lugar a muchas dudas y/o distorsión de la realidad, esto último por el hincha bostero frecuentemente. Como la Conmebol no organizó nunca estos certámenes internacionales, por ende, no les dio aval; pasó también con la Copa Intercontinental, reconocida por CSF y UEFA pero no por FIFA; pasa con el Mundial de Clubes actual, incluido en los estatutos de la FIFA pero ajeno a CSF. Es cuestión de interpretación y conocimiento simple: QUIEN NO ORGANIZA UN TORNEO, DIFÍCILMENTE LE OTORGUE SOPORTE A LA HORA DE SU CONTABILIZACIÓN; ESO NO QUITA EN ABSOLUTO LO QUE SE CONOCE COMO "OFICIALIDAD", PARA NADA.

Racconto de los miembros de la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol)

En esta sección se muestran los miembros de la Conmebol, menos Argentina y Uruguay (ya descriptos en este aspecto anteriormente), con sus respectivos años de afiliación a la confederación.

> CHILE (1895); segunda asociación que se crea en América, sólo jugaban los equipos del Puerto de Valparaiso, RECIÉN EN 1929 SE CREA LA F.F.CH. con dominio en todo el país.
Afiliado a la FIFA en 1913.

> PARAGUAY (1906); cuarta asociación del continente. Ese país estaba dividido por la Liga Paraguaya y la Asociación, durante 20 (veinte) años se jugaron torneos cone scasos equipos; despúes, en las décadas del '20 y '30, se vieron aparejados por la guerra civil y la Guerra del Chaco, que paralizaron los torneos por años y suspendieron campeonatos en pleno proceso de juego.
Afiliado a la FIFA en 1925.

> BRASIL (1914); quinta asociación que se crea en América. Con una particularidad: se jugaban únicamente ligas estatales, La Paulista y el Campeonato Carioca, cada una con su federación organizadora correspondiente. RECIÉN EN 1959 SE CREAN LAS COMPETENCIAS NACIONALES.
Afiliado a la FIFA en 1923

> PERÚ (1922); sexta asociación del continente. Entre 1912 y 1921, la Liga Peruana de Football intentaba organizar torneos con equipos muy limitados.
En 1923 pasa a ser un integrante de la CSF, y 5 años después puede formar una Selección y competir en los Campeonatos Sudamericanos.

> COLOMBIA (1924); llamada Liga de Football del Atlántico, la comprendían sólo equipos de esa jurisdicción.
En 1936 se incluyen equipos de otras ciudades; Colombia pasa a ser miembro de la confederación y afiliado a la FIFA.

> BOLIVIA (1925); en 1926 y 1927 juega sus primeros Campeonatos Sudamericanos, perdiendo todos los partidos y recibiendo 43 goles en 7 encuentros, luego renuncia a la participación de las siguientes 6 ediciones.
Afiliado a la FIFA en 1926.

> ECUADOR (1925); el fútbol se practicaba como disciplina en olimpíadas nacionales, RECIÉN EN 1940 ORGANIZAN CAMPEONATOS NACIONALES.
Es afiliada a la FIFA en 1926 y a la confederación en 1927.

> VENEZUELA (1926); último miembro de la confederación en 1952 (MÁS DE 50 AÑOS DESPUÉS DE LA CREACIÓN DE LAS COPAS RIOPLATENSES).
Afiliado a la FIFA en 1952.

Irregularidades de la CONMEBOL (Confederación Sudamericana de Fútbol)

Si las mentes perniciosas dicen que "un torneo es considerado OFICIAL, en caso de ser o haber sido organizado por la FIFA o por una confederación (CONMEBOL-UEFA-etc.)", entonces:

- ¿POR QUÉ LA COPA IBEROAMERICANA DE 1994, ORGANIZADA POR LA CONMEBOL EN CONJUNTO CON LA RFEF, DISPUTADA POR EL REAL MADRID Y BOCA JUNIORS, CON TIRUNFO PARA EL TEAM ESPAÑOL, ¿NO ES CONSIDERADA OFICIAL PARA ESTE EQUIPO? REÚNE EL SUPUESTO "REQUISITO"?


- ¿POR QUÉ AL VASCO DA GAMA SE LE CONCEDE EL TORNEO SUDAMERICANO DE CLUBES DE 1948, SÓLO POR "RECONOCIMIENTO AL LOGRO DEPORTIVO Y A SU VERDAD DEPORTIVA"? ESTA COPA NO FUE ORGANIZADA POR CONMEBOL, PERO ESTÁ EXPRESADA COMO "INTERNACIONAL CONMEBOL".



Informe escrito por Exigencia
Cuenta de Twitter: @ExigenciaCARP

viernes, 20 de abril de 2018

Partidazos: River Plate 4 - 2 Santos de Pelé 1967

Dos potencias se saludan: Pelé se acerca a darle la mano al gran Amadeo Carrizo, imagen histórica

Pese a que la década del '60 no fue de las mejores para nuestro River, sino, todo lo contrario, pasó los diez años [1960-1969] sin conseguir títulos y cosechando puros segundos puestos, hay una página para darle un poco de color a esos tiempos oscuros. Con esto, hacemos referencia al partido que quedó en la historia más allá de ser un amistoso por ser una victoria abultada ante uno de los mejores y más recordados equipos y plagado de estrellas de la historia. Sin lugar a dudas, la más destacada y reconocida, era nada más y nada menos que del mejor futbolista de todos los tiempos, Edson Arantes Do Nascimento, con unos números monstruosos en el conjunto brasileño: convirtió 647 tantos en 665 partidos oficiales, entre torneos Regionales, Paulistas y Río-Sao Pablo.

Fue el 3 de febrero de 1967 en el querido (?) Estados Unidos de Norteamérica, más precisamente en la ciudad de Los Ángeles, cuando el conjunto Millonario se enfrenta al famoso “Santos de Pelé” que, lógicamente, tenía a O Rei como emblema y figura. El tan esperado encuentro se dio en el marco de un amistoso Internacional a disputarse en el "Los Ángeles Memorial Coliseum”. El encuentro transcurrió en una cancha muy particular ya que tenía las líneas utilizadas para marcar el terreno de juego del Fútbol Americano. A los 13' del primer tiempo un penal ejecutado por Juan Carlos Lallana puso en ventaja al conjunto del ‘Toto’ Lorenzo. Cinco minutos más tarde llegaría la segunda conquista riverplatense nuevamente por medio de Lallana, que tras una jugada maestra por la banda derecha, remató de cabeza entrado libre a la altura del punto de penal.

Para cuando River superaba por dos goles al Santos, a los 26 minutos de esa intensa primera mitad llegaría un claro penal del paraguayo Juan Aníbal Bordón a Pelé, que el propio astro brasileño fallaría sin siquiera acertarle al arco continuando con el mismo resultado. A los 62’ minutos un nuevo penal para Santos, el diez vuelve a hacerse cargo, y convierte definiendo al palo derecho con justeza. La Banda Roja, a diez minutos del final de juego, vuelve a marcar una diferencia de dos goles, tras un pase en profundidad del gran Luis Cubilla para la conversión del 3 a 1 en los pies de Jorge ‘El Indio’ Solari. Para sorpresa de todos, dos minutos más tarde un centro y una jugada sucia derivan en el cuarto gol, en los pies de Ermindo Onega. Cuando quedaba poco tiempo, llega el descuento otra vez por Pelé, hombre duramente castigado durante todo el partido por los defensores Riverplatenses. Fue triunfo histórico para el Más Grande.
Resumen de River Plate 4 - Santos de Pelé 2 correspondiente a febrero de 1967


Informe escrito por Franco Lescano
Cuenta de Twitter: @Francolescano05
Cuenta de Instagram: @Francolescano7